Bienvenidos a una nueva y excitante serie online y foro interactivo, que exploran las vidas de refugiados tibetanos coetáneos. Los invitamos a conocer, compartir y unirse al debate.

"...maravillosa serie que llegan al corazón del espectador y comunican con excepcional eficacia el dolor, la urgencia y fuerza del pueblo Tibetano.”

— Marco Antonio Karam Presidente de Casa Tibet México

"...los derechos de los tibetanos de todas partes son muy importantes y de igual belleza y poder son estos cortometrajes, que captan el corazón del pueblo tibetano."

-Roshi Joan Halifax Abbot, Upaya Zen Center

"Imponente. Un poderoso y auténtico tributo a la comunidad Tibetana, o a cualquier comunidad que esté enfrentando la violación de sus derechos humanos."

- R. Adam Engle Co-founder, The Mind & Life Institute

"Un documental fascinante. Estas historias cautivadoras deben ser vistas para apreciar la resiliencia del pueblo tibetano."

- Dwight Bashir U.S. Commission on International Religious Freedom

"Profundamente emotivo...podríamos simplemente abandonar nuestra indiferencia para hacer todo lo que podamos para ayudar…"

- Stephen Levine poet and bestselling author of "a year to live"

El Cocinero del Monasterio

Tenpa Choedar es refugiado tibetano y jefe de cocina del Monasterio de Namgyal, en Dharamsala, India, hogar del 14º Dalai Lama y sede del Gobierno Tibetano en el exilio. Corriendo un grave peligro, Tenpa y su familia huyeron del Tibet para poder practicar libremente su religión y que sus hijos pudieran recibir una educación en tibetano y sobre la historia tibetana. En Octubre de 2011, Su Santidad el Dalai Lama ofreció una serie de enseñanzas públicas por cuatro días, durante los cuales Tenpa y su equipo prepararon desayunos y comidas para las más de 5.000 personas que asistieron.

“Qué mayor aflicción que la pérdida de la tierra en la que uno ha nacido.” -Euripides

Introducción: El Tíbet era una nación independiente, poseedora de su propia y rica cultura; lengua y moneda, antes de que la ocupación china comenzara en 1949. En 1959, tras una década de negociaciones fallidas, Su Santidad el 14º Dalai Lama, líder espiritual y político del Tíbet, se vio obligado a exiliarse en la India. Desde entonces, cientos de miles de tibetanos han tenido dos opciones, lo han seguido a través de los arriesgados pasajes de los Himalaya hacia India, Nepal y Bhután para comenzar una vida incierta como refugiados o bien han nacido en el exilio.

En el Tíbet de hoy, la protesta no violenta y la búsqueda constante de la libertad religiosa tienen como resultado el encarcelamiento y la tortura. Desde 2009, más de 137 tibetanos se han autoinmolado públicamente en protesta por la libertad en Tíbet, pidiendo el regreso del Dalai Lama cuyo nombre e imagen se han criminalizado.

Sin embargo, huir del Tíbet para escapar de la tiranía es también una decisión difícil, que conlleva un profundo sentimiento de alienación y ruptura de los lazos familiares, cuyo impacto puede sentirse durante generaciones. Inspirados por el Dalai Lama y fortalecidos por las enseñanzas del Budismo Tibetano, muchos tibetanos en el exilio no obstante sufren el trauma del refugiado, mientras que tibetanos a ambos lados de la frontera luchan por la supervivencia de su lengua y costumbres bajo la constante amenaza del genocidio cultural.

Estas historias de resiliencia reflejan la experiencia como refugiados tibetanos de mujeres y hombres comunes. Son retratos de diversas personas que han sufrido mucho, pero que son mucho más que la suma de todo su sufrimiento.

Los Graduados

Kelsang y su amigo Tenzin son dos estudiantes que se gradúan de la Aldea de los Niños Tibetanos, comúnmente conocida como TCV. En su tiempo libre publican Exilio Mundial, un pequeño periódico que sirve como una voz importante para los escritores tibetanos jóvenes que viven en el exilio. Desde 2009, más de 137 tibetanos se han autoinmolado en protesta por la libertad en Tíbet y el deseo de que todos los tibetanos vean que el Partido Comunista de China permite el regreso del Dalai Lama al Tíbet.

La Contrarrevolucionaria

Ama Adhe es una miembro apreciada dentro de la comunidad de refugiados tibetanos. En tibetano Ama es "madre". Antes de su vida en el exilio, fue testigo de la ocupación inicial del Este de Tíbet por parte del Ejército de Liberación Popular de China y pasó 27 años como prisionera política sobreviviendo a frecuentes violaciones, torturas e inanición, durante los periodos del Gran Salto Adelante y la Revolución Cultural. Mientras estuvo encarcelada, le fue negado el contacto con sus dos hijos. A la edad de 85 años, diariamente camina al templo local creyendo que su vida se salvó con el único propósito de contar su historia en nombre de los millones de personas que no sobrevivieron.

La Atleta

En 2011, la escuela tibetana en la India puso en marcha por primera vez un programa oficial de atletismo para niñas. Se seleccionaron treinta capitanas de equipo por sus respectivas escuelas para aprender y practicar fútbol durante las vacaciones de invierno al mismo tiempo que participaban en cursos de entrenamiento de liderazgo. Al ser divididas en dos grupos para jugar unas contra otras, las niñas nombraron sus equipos "The Himalayan Princesses" y "Snowland United."

El Pintor de Thangka

Karma Sichoe es un pintor entrenado tradicionalmente para pintar thangka, también está trabajando para definirse y expresarse como un artista contemporáneo. Utilizada como una herramienta de meditación, la pintura de thangkas recorre pinturas que ilustran formalmente las enseñanzas budistas, figuras de bodhisattvas tibetanos, deidades y budas. Además de preservar esta altamente disciplinada forma de arte espiritual, Karma pertenece a una nueva generación de artistas tibetanos inspirados en diversas historias de arte y en la búsqueda de nuevas formas así como de técnicas para expresarse personal y políticamente.

La Consejera

Con el fin de cubrir las necesidades de los expresos políticos y otros refugiados tibetanos, que han experimentado un trauma catastrófico, la Administración Central Tibetana en la India estableció el Programa de Sobrevivientes de Tortura. Pema es parte de un pequeño personal de consejeros quién continúa la búsqueda de su propia paz, mientras logra cubrir las necesidades especiales de quienes le rodean. Pema es “flor de loto” en tibetano.

El Tercer Polo

próximamente

El Maestro de Lhamo

Teniendo la tarea por mandato de preservar el patrimonio cultural de diversas artes escénicas del Tíbet, el Instituto Tibetano de Artes Escénicas, o TIPA (por sus siglas en inglés), fue una de las primeras organizaciones formadas en el exilio después que tibetanos comenzaron a buscar refugio en la India en 1959. Kundeling Thupten ahora se considera el único maestro de ópera "Lhamo" vivo que se encuentra fuera de Tíbet. Mientras fuertes influencias chinas amenazan la preservación de la canción y la danza tibetana en Tíbet, fuertes influencias indias y occidentales amenazan más allá. En 2014 los artistas tibetanos más calificados en todo el subcontinente se reunieron para organizar una producción de la ópera tibetana clásica, "Príncipe Norsang."